A MODO DE INTRODUCIÓN

A MODO DE INTRODUCCIÓN

Alguna vez leí la frase "piedra que corre, no coge moho". Se refiere por supuesto a que si una persona cambia constantemente, pues le es difícil crecer como persona.
Honestamente creo que está errada. Claro que la piedra que corre coge moho y flores y escupitajos y cosas que ni te imaginas.
Soy originaria del Perú, he vivido cinco años en Francia, durante los años 80, diez en Finlandia y ahora me encuentro en Filipinas (¿Se han dado cuenta que vivo en países que empiezan con "f"? ¿Qué me tocará luego? ¿Fiyi?) Creo que eso me da autoridad para decir que los viajes sí que te hacen crecer como persona, por lo menos te dan una actitud zen necesaria para soportar esas diferencias culturales que te hacen ver la vida a cuadritos. Y aunque acepto que directamente los viajes no influencian en mi obra, sí que tienen una gran influencia en mi vida y por consiguiente en la manera como veo las cosas.

Las partes de este blog serán por ahora 4. La primera serán las nuevas cartas finlandesas (así las tendré todas en orden), la segunda "Chica cosmo" que hablará de viajes y choques culturales en general. Luego pretendo escribir “Una Latinoamericana en París” En donde obviamente contaré mis experiencias viviendo en esa ciudad y también incluiré lo que vivo ahora en Filipinas, que me he animado a titula "Dónde vas con mantón de Manila", una frase de "La verbena de la Paloma" (Para que vean qué culta soy) . Quizá luego me anime a escribir lo vivido al regresar a Perú, luego de mis años parisinos. Porque vuelvo a repetir que los viajes te cambian y ves en tu propia cultura, lo que antes no veías.
No pretendo dar clases de comunicación intercultural en este blog, solo compartir mis experiencias, de manera amena, porque es mejor reír que llorar en ciertos momentos de la vida. Y si de cuando en cuando caigo en estereotipos, pues pido disculpas. Espero que lo disfruten.

domingo, 30 de enero de 2011

DÓNDE VAS CON MANTÓN DE MANILA: INTRODUCCIÓN

Cuando enseñaba en la Alianza Francesa de Lima, una pregunta que siempre me hacían los alumnos era “¿Y cómo es Francia?” y yo les  contestaba que no solo era otro país ¡Era otro planeta! Es verdad que siempre consideramos lo que yo llamo “la cotidianeidad cultural” como algo universal y pensamos que nuestra manera de funcionar en sociedad es LA manera. Los que vivimos fuera de nuestros países sabemos que no es así. Ya solo tratar de encontrar un producto en el supermercado es una aventura. Y es que cada quién ordena las cosas según su lógica cultural. Así pues, desde la costumbre de comer la ensalada al final de la comida, hasta  el inodoro, en la parte más recóndita de la casa (como si se tuviera vergüenza de él), todo en Francia me parecía raro.

Luego, como todos saben, me enamoré de un finlandés y he pasado 10 años viviendo en Helsinki. Ante las particularidades de la cultura nórdica, me dije “si Francia es otro planeta, pues entonces Finlandia debe ser ¡otra galaxia!” Y me di cuenta lo latina que era, la cantidad de cosas en común que compartía con mis hermanos culturales los franceses. Imposible soportar la mirada neutra del finlandés sin que te entre un pánico total y si los supermercados franceses me parecían un caos, los finlandeses eran un infierno. Claro, como todos los nórdicos, se precian de ser muy ordenados… lástima que eso también sea un construcción cultural.
Ahora nos encontramos por dos años en Filipinas, debido a que Tommi está trabajando en el Banco Asiático de desarrollo. Me he mudado tantas veces en mi vida que realmente me parece la peor pesadilla del  mundo (lean lo que explico en la introducción de “Chica Cosmo”), pero como ya había decidido dejar de trabajar por seis meses para poder terminar  mi tesis doctoral, acepté (además él me aseguró que era importante para su curriculum). Me dije que en vez de seis meses, me lo podría tomar con calma y tardarme un poco más, historia de crearme algo que hacer mientras estoy aquí.
Pensé que sería fácil, que debido a la influencia cultural española y norteamericana, éste sería quizá el país asiático más fácil en donde vivir… luego de seis meses les puedo Asegurar que si Francia es otro planeta y Finlandia otra galaxia entonces esto es otra dimensión. Y me doy cuenta lo “occidentalizada” que estoy, y la cantidad de cosas en común que comparto con mis primos culturales los nórdicos. Y es que encontrarte con una cultura en donde decir sí, simplemente NO significa sí… De los supermercados, para muestra un botón: Imaginen un lugar en donde las carnes no están ordenadas por tipos (de pollo, de res, para estofado, bistec, etc…) sino ¡Por granjas! En otras palabras tienes 5 diferentes espacios para carnes, porque cada granja está separada.  Así pues para saber qué variedades y precios de pollo te ofrece el supermercado… tienes que visitar cada uno de los 5 espacios ¡Díganme si no  es una pérdida de tiempo!
Algunos dirán que siendo una escritora de ciencia ficción, debería sentirme feliz de viajar a otros planetas, galaxias y hasta dimensiones. Bueno, no puedo negar que la experiencia resulta bastante surrealista.
Bromas aparte el choque cultural aún es fuerte y quienes me conocen saben bien que lo que más me hace falta es la paciencia. Trataré sin embargo que esta parte del blog no sea tan… impaciente (Que Manila también tiene sus encantos) Por lo pronto confesaré que dos cosas que no extraño de Finlandia es el clima y la comida. Por lo demás, ya quisiera regresar “a casa”. Dicen que dentro de dos años, cuando nos toque hacerlo, es muy probable que me quiera quedar un poquito más… ya veremos.
Safe Creative #1102178519526

1 comentario:

  1. Muy entretenido ir conociendo partes del mundo en que de la primera impresión, saltamos a otra totalmente inversa, luego que nos damos cuenta de la influencia positiva que nos ha, de alguna forma legado. Yo vivo hace muchos años en Canadá, más de los que viví en Chile y realmente mi visión actual de este país nórdico y mi aceptación, han tenido un giro radical. Hermoso son estos planetas, galaxias o dimensiones, que por algún sortilegio nos ha tocado vivir.

    ResponderEliminar