A MODO DE INTRODUCIÓN

A MODO DE INTRODUCCIÓN

Alguna vez leí la frase "piedra que corre, no coge moho". Se refiere por supuesto a que si una persona cambia constantemente, pues le es difícil crecer como persona.
Honestamente creo que está errada. Claro que la piedra que corre coge moho y flores y escupitajos y cosas que ni te imaginas.
Soy originaria del Perú, he vivido cinco años en Francia, durante los años 80, diez en Finlandia y ahora me encuentro en Filipinas (¿Se han dado cuenta que vivo en países que empiezan con "f"? ¿Qué me tocará luego? ¿Fiyi?) Creo que eso me da autoridad para decir que los viajes sí que te hacen crecer como persona, por lo menos te dan una actitud zen necesaria para soportar esas diferencias culturales que te hacen ver la vida a cuadritos. Y aunque acepto que directamente los viajes no influencian en mi obra, sí que tienen una gran influencia en mi vida y por consiguiente en la manera como veo las cosas.

Las partes de este blog serán por ahora 4. La primera serán las nuevas cartas finlandesas (así las tendré todas en orden), la segunda "Chica cosmo" que hablará de viajes y choques culturales en general. Luego pretendo escribir “Una Latinoamericana en París” En donde obviamente contaré mis experiencias viviendo en esa ciudad y también incluiré lo que vivo ahora en Filipinas, que me he animado a titula "Dónde vas con mantón de Manila", una frase de "La verbena de la Paloma" (Para que vean qué culta soy) . Quizá luego me anime a escribir lo vivido al regresar a Perú, luego de mis años parisinos. Porque vuelvo a repetir que los viajes te cambian y ves en tu propia cultura, lo que antes no veías.
No pretendo dar clases de comunicación intercultural en este blog, solo compartir mis experiencias, de manera amena, porque es mejor reír que llorar en ciertos momentos de la vida. Y si de cuando en cuando caigo en estereotipos, pues pido disculpas. Espero que lo disfruten.

sábado, 6 de noviembre de 2010

NUEVAS CARTAS FINLANDESAS 5: DEPORTES


Finlandia es realmente un país muy austero y esto por supuesto debido al clima. No hay mucho que hacer aquí para divertirse. Sin embargo a los finlandeses les encanta el deporte, cualquier tipo de deporte, no solo verlo sino también practicarlo. Así que como la necesidad es la madre del ingenio, ellos se las arreglan muy bien para sacarle provecho a lo poco que la naturaleza les ofrece.
Es natural entonces que el esquí sea el primer deporte que los niños aprendan. La mayoría practica el esquí de fondo. Nada de saltos ni de grandes alturas. ¿Pistas? Sales de tu casa y te la encuentras. El invierno aquí dura tanto que prácticamente se puede esquiar donde sea.
Otro deporte invernal es el avantouinti. Literalmente se trata de nadar en un hoyo hecho en el hielo. Dicen que es muy saludable, sobre todo para la circulación. A  mi no me convencen. Lo típico es que el famoso hoyo se perfore cerca de una sauna. Pero no realmente a la puerta de ésta. La distancia entre ambos debe ser de unos metros. Porque no se trata de saltar como loco al agua fría, esto tiene su método: Primero te tomas la sauna, luego te vistes con la ropa de baño (En la sauna la ética exige la completa desnudes) y zapatillas de goma (para no caminar directamente en la nieve o el hielo), luego te diriges sin apresuramientos al hoyito, bajas al agua por una escalera puesta con ese propósito, te quedas allí unos minutos, si deseas puedes dar unas brazaditas (En todo caso jamás he visto a alguien que pase allí más de 3 minutos), y sales al mismo ritmo con el que entraste, normalmente para dirigirte nuevamente a la sauna.

Esto les gusta tanto a los finlandeses que en las piscinas públicas y en los parques acuáticos, siempre hay una mini alberquita a -5 grados para los aficionados.
Otro deporte muy popular en verano es el kävelysauva. Mi teoría es que los pobres están tan acostumbrados a esquiar, que durante el verano tienen que hacer algo que se le parezca. Se trata pues de caminar con dos palos que se parecen mucho a los palos de esquí. Dicen que es muy bueno para el corazón (De alguna manera tienen que convencerte de la utilidad) Y lo que comenzó siendo un deporte exclusivamente nórdico, se ha vuelto un boom en toda Europa. Ahora el que menos practica la “caminata nórdica” como se llama en español. A mi me sigue pareciendo un poco ridículo eso de caminar por las calles con dos palitos. Pero a decir verdad no soy muy deportista que digamos.
Algo que si me gusta es la sauna, tanto así que si viajo por más de una semana, me siento sucia al no poder ir a mi turno de sauna semanal. Y es que aquí casi todos tienen su sauna y no sólo los que tiene casa, pues en cada edificio de departamentos hay una a la que los inquilinos se inscriben por turnos de una hora. También la hay en todas las piscinas públicas. (¡Hay de todo en las piscinas públicas!) En total hay 2 millones de saunas para 5 millones de habitantes
Lo tradicional es la sauna seca, con su horno de piedras (Kiuas) al que se le hecha de cuando en cuando un poco de agua para que la temperatura del cuarto suba, a esto se le conoce como löyly. La temperatura normal es de 80 grados centígrados. Puedes también tener una vihta, esto es una escobilla hecha con hojas de abedul con la cual te pegas la piel para activar la circulación.
Casi todas las festividades empiezan con una sauna: navidad, año nuevo, San Juan, etc. Y como promedio los finlandeses toman dos o tres saunas por semana.  En el  caso de la popularidad de la sauna  mi teoría es que con el frío que hace por estos lares, algo había que inventarse para tomar un baño. Yo honestamente si no fuera por la sauna, quizá no me bañaba en todo el invierno.
Como lo dije más arriba, la sauna se toma completamente desnudo, pues la ropa se considera anti higiénica allí dentro. Éste es un lugar que se considera sagrado.   Inclusive hace algunos siglos, era el sitio preferido para dar a luz. Muchos finlandeses pues tomaron su primera sauna el día de su nacimiento. Ellos dicen que es por razones higiénicas, yo vuelvo a pensar que el frío tiene su parte en estos partos. Lo curioso es que a los finlandeses cuando más les gusta tomarse una sauna es en verano. Toda casa de campo que se respete debe estar a orillas de un lago y debe tener la sauna construida muy cerca para poder tomar un buen y refrescante chapuzón.
¿Y cómo es que incluyo la sauna en los deportes? Es que  en el pueblo de Heinola en el mes de agosto se celebra todos los años el LÖYLY MM KISAT: el campeonato anual de sauna a donde llegan competidores de 15 países diferentes. La mayoría son finlandeses – ¡claro! – suecos y rusos; pero también los hay de Kazakhstan, Corea del Sur y Marruecos, pero por supuesto generalmente siempre gana un finlandés (¡Los años de práctica cuentan!). Hay dos categorías: femenina y masculina. El objetivo es - ya lo adivinaron  - soportar el mayor tiempo posible en la sauna. Al kiuas se le lanza agua cada 30 segundos, lo que crea un löyly de hasta 110 grados centígrados.
¿Les parece una competencia extraña? ¡No es nada! Los finlandeses como buenos seres de hielo son como un iceberg. En la superficie parecen muy parcos, tímidos y comedidos, pero lo que no se ve, esconde lo inenarrable. Por que aquí se entiende algo muy particular cuando se habla de deportes extremos. Y es que para practicar estos deportes se necesita mucho sisu, palabra que no tiene una traducción satisfactoria pero que se podría definir como la mezcla de valor, templanza, paciencia y coraje que tienen los finlandeses y que les permite sobrevivir aquí. No en vano se comenta el triunfo del legendario Lasse Viren en las olimpiadas de 1972. En la carrera de 10.000 metros rompió el record mundial a pesar de haberse caído en la décima segunda vuelta. ¡Eso es tener sisu!
Otra razón que se da para la creación de estas “competencias deportivas”, es —aparte de la pasión por cualquier clase de deporte de esta gente—al hecho de que este es un país poco interesante para los turistas. Aquí no hay torres torcidas ni grades batallas históricas, ni fabulosas óperas. Los pocos turistas vienen a Helsinki o a Laponia y si son japoneses van a Turku a ver a los Moomins. Al parecer fue en los años 90 cuando a los pequeños pueblos se preguntaron cómo podían hacer para atraer a los turistas. A algunos se les ocurrió hacer festivales musicales. Es así como ahora llegan artistas internacionales al festival de Jazz de Pori o al festival de ópera de Savonlinna. Otros no tenían tanta infraestructura y se las ingeniaron para crear competencias deportivas que llamaran la atención. Cuestión de movilizar la economía. Es así como algunos pueblitos en Finlandia se ven llenos de curiosos, fanáticos y demás en verano. ¿O será simplemente que, como ya lo comenté, el calor vuelve un poco locos a los finlandeses? En todo caso veamos algunos de las competencias deportivas que alegran el corto verano finlandés:
1.- Eukon kannon mm kisat: (Campeonato mundial de cargar a la esposa) Se celebra en el pueblo de Sonkajärvi en el mes de julio. Si bien como competencia empezó formalmente en 1992, esta “disciplina data del siglo 19. (Era muy popular raptar a una chica para conseguir esposa en esos tiempos) No es obligatorio que las parejas participantes estén oficialmente casadas, pero la mujer debe ser mayor de 17 años y pesar más de 49 kilos. El objetivo es correr con la esposa a los hombros durante le mayor tiempo posible sin hacerla caer. El premio mayor para el ganador es el peso de su esposa en cerveza y un trofeo conmemorativo por supuesto. Hay un premio especial al que cargue a la esposa más gorda.
A parte de esta categoría, que es la principal, hay también la categoría grupo y la categoría sprint. En la categoría grupo tres hombres cargan a la misma esposa por turnos. En el punto de cambio, la posta debe tomar obligatoriamente la “bebida de cargar a la esposa” (sic) antes de empezar. En la categoría sprint, se debe correr 100 metros y la superficie de la pista es parcialmente de arena y parcialmente asfalto; adicionalmente hay unos “obstáculos de agua” (otro sic) de un metro de profundidad. Aquí si se puede hacer caer a la esposa, pero se descuentan puntos por caída. Ninguna de estas categorías recibe el premio mayor. (En otras palabras, no hay cerveza)

2.- Suopotkupallo: (Campeonato mundial de fútbol del pantano) Se celebra en  Hyrynsalmi en julio. Por motivos obvios las reglas no son las del fútbol tradicional. El juego dura dos veces 10 minutos, el número de jugadores en el campo debe ser como mínimo 4,  el número de suplentes y de cambios durante el partido es ilimitado, no hay penales ni offsides. Las categorías no son por países sino: hombres, mujeres, mixto, por pasatiempos y por profesiones. En vista del suceso de este deporte, los organizadores han inaugurado en febrero de este año el “lumikenkäfutis”, es decir el fútbol con botas de nieve (en la nieve, por supuesto) el que aún no ha alcanzado nivel internacional.
3.- Kännykanhiiton mm kisat: (Campeonato mundial de lanzamiento del teléfono móvil). Se celebra en la ciudad de Nokia (¡No faltaba más!) en el mes de agosto. Hay cuatro categorías: original, original por grupos, juniors (hasta 12 años) y Freestyle. Gana quien lanza más lejos el móvil, salvo en el Freestyle en el cual la estética del lanzamiento y la apariencia externa son tomadas en cuenta por el jurado (Es decir que los participantes deben ir disfrazados)
4.- Campeonato mundial de matar mosquitos: Se celebra en Pelkosenniemi - Laponia en pleno verano en donde estos animalitos ¡abundan! Y sí, se trata de ver quién mata más mosquitos, sólo con las manos durante 5 minutos. No me pregunten como se lleva a cabo el conteo. En todo caso quien tiene el record mundial desde 1995 es Henri Pellonpää. Mató 21 mosquitos.
5.- Concurso de sentarse en un nido de hormigas: la verdad es que no creo que haya extranjeros en este concurso. No sólo porque no suena agradable, sino porque no hay competencias organizadas. Generalmente se improvisa cerca de la casa de campo, después de una respetable cantidad de salmiakkikossu, una explosiva mezcla de vodka y caramelos de hechos a base de regaliz y clorídeo de amonio. Gana quien soporta más tiempo sentado obviamente.

Y si después de esto no comprenden lo que significa tener sisu, entonces nada lo hará. ¡Bienvenidos a Finlandia, el país de los mil lagos… y algo más!
                     

2 comentarios:

  1. Guauuu!! Quiero llevar a toda mi familia, en especial a la kikina (mi hija). Saludos a Finlandia

    ResponderEliminar